¡Descubramos juntos la anatomía de la piel y dónde tatuarnos para que el dibujo permanezca con el tiempo!

Capas de la piel

Cuando comienzas a tatuar, tiendes a tomar la parte técnica a la ligera, especialmente con respecto a la piel y la profundidad de la aguja.
Tendemos a pensar que es solo piel, y que hundir la aguja un milímetro más o menos no cambia el éxito del tatuaje.

Bueno… no es así!

En este artículo analizaremos la piel, comúnmente llamada piel, o el “lugar” donde va a trabajar para realizar tatuajes.
Veremos cómo está hecho, de qué está hecho y dónde colocar la tinta para que el tatuaje no se salte con el tiempo.

Que es la piel

Comencemos con una breve definición:

por piel nos referimos al órgano que actúa como un revestimiento externo del cuerpo y como su primera protección.

Realiza varias funciones importantes.
Veamos cuáles en particular:

  • primera defensa contra insultos de cualquier tipo (químicos, mecánicos, etc.)
  • secreción de sudor
  • realiza una función de termorregulación, es decir, permite que el cuerpo regule su propia temperatura
  • convierte precursores inactivos en vitamina D
  • impermeabilidad
  • sensibilidad somática y percepción del dolor

características

 

En resumen, hemos visto que la piel es un órgano fundamental para el cuerpo humano y las funciones que realiza son realmente importantes.
Así que analicemos sus características.

Color
El color de la piel depende principalmente de dos factores: la circulación de la sangre, por ejemplo, el rosado en los labios, y la presencia o no del pigmento de la melanina.

Espesor
El grosor de la piel no es el mismo en todo el cuerpo: hay partes donde es muy delgada, como los párpados, y otras donde es gruesa.

Superficie
La piel no es lisa y hay surcos más o menos profundos y marcados.

Capas de la piel

Pasemos ahora al párrafo más interesante sobre el tatuaje: las capas de la piel.

capas de la piel

Capas de la piel

Hay tres capas de piel: epidermis, dermis e hipodermis.

Epidermis

La epidermis es la parte más superficial de la piel.
A su vez, se compone de cinco capas: basal, espinoso, granuloso, lúcido y córnea.

capas de la piel - epidermis

Se compone principalmente de queratinocitos, células que realizan una función protectora.
Una de las peculiaridades de estas células es su forma: de profundidad cúbica, tiende a volverse laminar (alargada y escamosa) yendo hacia la superficie .
En la práctica, los queratinocitos se desintegran.
Esto muestra el ciclo de vida de estas células, también llamado queratogénesis.

La epidermis es, por lo tanto, la capa en la que tiene lugar la regeneración celular dura aproximadamente un mes.
Sin mencionar que contiene muchas otras células importantes, incluidos los melanocitos, que son las células responsables de la pigmentación (color) de la piel, y las células de Langerhans, que desempeñan una función inmune.

Tatuar la epidermis

Si el tatuaje se realiza en la epidermis, saltará dentro de un mes o dos.
Esto sucede tanto para la regeneración celular como para la ausencia de macrófagos , que veremos en la siguiente sección: la dermis.

Dermis

derma

Capas de la piel – Dermis

La dermis es la capa media de la piel, desempeña una función conectiva y da estructura al propio órgano.
Es un tejido vascularizado que tiene funciones de sustento.

En esta capa de la piel están las glándulas sudoríparas, que son las glándulas responsables de la secreción de sudor, algunos corpúsculos sensoriales y terminaciones nerviosas que actúan como receptores del dolor.

Además, hay células muy importantes en la dermis, incluidos los fibroblastos, responsables de la producción de colágeno y los macrófagos.
Este último permite que la tinta del tatuaje se asiente y permanezca sin cambios.

Tatuar la dermis

“¿Puedes tatuar la dermis?”

Sí! Debes tatuar la dermis.
Para especificar mejor: para que el tatuaje no salte y no haya ampollas , que veremos en el siguiente párrafo, el pigmento de tinta debe depositarse en la dermis.

“¿Por qué?”
Como hemos dicho, debido a la presencia de macrófagos , es decir, aquellas células que recogen e incorporan el pigmento y lo mantienen “firme” con el tiempo, es decir, en un estado potencialmente no modificable durante toda la vida.

Hipodermis

hipodermis

Capas de la piel – Hipodermis

Aquí llegamos al párrafo sobre la tercera y última capa de la piel: la hipodermis.

Es la capa más profunda de la piel y está compuesta principalmente de tejido adiposo (graso).
Su grosor varía de un área a otra y no está vascularizado.

Digamos que separa la piel de lo que está debajo.

Tatuar la hipodermis

“¿Se puede tatuar la hipodermis?”
¡ABSOLUTAMENTE NO!

La hipodermis es un tejido no vascularizado donde los macrófagos no están presentes.
En esta capa, la tinta tiende a expandirse y crear halos alrededor del tatuaje .

Esta es la llamada blow out, y es uno de los principales problemas y no es reversible tatuaje.


Capas de la piel: conclusiones

Otros elementos importantes relacionados con este órgano son los apéndices de la piel, que discutiremos en un artículo específico.

En conclusión, hemos visto qué es la piel, de qué capas está compuesta y dónde debe asentarse el pigmento para que el tatuaje esté bien hecho.
Por supuesto, es solamente un puñado en general, sólo para darles una idea de lo que significa hacer técnicamente un tatuaje, especialmente los novatos en este magnífico arte.
Durante los cursos de capacitación profundizarás en este tema.

Sin embargo, recordamos que este artículo no tiene valor médico o legal y ha sido escrito y publicado solo con fines informativos.

Bien! Esperamos que este breve artículo sea interesante y que haya sido útil para comprender mejor cómo tatuarse para evitar que el dibujo salte o explote.

Como siempre, quedamos a su disposición para cualquier información o aclaración.
¡No dudes en contactarnos!
Puede hacerlo comentando en nuestro blog o escribiéndonos en una de nuestras redes sociales.

Hasta la próxima: # ¡ Manténgase informado y informado !

Italiano (Italiano) Español